Lactancia materna: Le doy pecho a mi hijo y me que he quedado embarazada. ¿Puedo seguir haciéndolo?

lactancia en tandemPor supuesto que sí. Si tienes un hijo al que le das pecho y te has quedado embarazada, no hay ningún problema en continuar haciéndolo. Es lo que llamamos lactancia en tándem.

Es posible que te comenten que lo mejor es ir destetatando al bebé para que no surjan problemas en el embarazo, sin embargo, puedes estar tranquila. A día de hoy sabemos que la lactancia en tándem no entraña riesgos para el embarazo.

Los estudios demuestran que no hay más riesgo de aborto por las contracciones uterinas que se pueden provocar mientras el niño mama, y esto es así porque éste tipo de contracciones no son peligrosas para el embarazo. También las relaciones sexuales provocan contracciones y no se contraindican durante el embarazo (siempre que no sea un embarazo de riesgo).

Se ha comprobado además que la duración media del embarazo es la misma en las mujeres que dan el pecho en el embarazo y las que no lo dan. La ganancia de peso en ambos grupos de mujeres es también la misma. Por tanto puedes seguir dando el pecho a tu hijo.

Sobre la lactancia en tándem es importante que conozcas un dato más. Más de la mitad de los niños dejan de mamar durante el embarazo de su madre, y esto se cree que es así por:

–          Se produce un cambio en el sabor de la leche que ahora es más salada.

–          Hay una menor producción de leche debido a las hormonas del embarazo.

–          Existe una mayor sensibilidad en el pecho de la madre causando en ocasiones dolor.

Aun así, si llegado el momento del nacimiento, tu hijo sigue mamando, tampoco debes preocuparte. El bebé recién nacido no solo no se queda sin leche sino que en ocasiones recupera el peso al nacimiento incluso antes de salir del hospital.

Lo más habitual es que el bebé mame primero y después lo haga el hermano mayor, sin embargo tampoco en esto hay reglas fijas. Será cada familia la que tendrá que ver cómo se organiza mejor en base a su propia experiencia.

Si quieres contarnos tu experiencia estaré encantada de compartirla en el blog.

Por Ana Muniain, matrona

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *