Semana Mundial de la Lactancia Materna. 1-7 Agosto

lactancia maternaEstamos casi finalizando la semana dedicada a la defensa y promoción de la lactancia materna.

A estas alturas todas sabemos las numerosas ventajas que ofrece la lactancia materna, tanto para el bebé como para la propia madre. Aquí te dejo un fragmento de éste artículo de UNICEF en el que se muestran las ventajas de la lactancia materna tanto para la madre como para el bebé.

La lactancia materna tiene una extraordinaria gama de beneficios. Tiene consecuencias profundas sobre la supervivencia, la salud, la nutrición y el desarrollo infantiles. La leche materna proporciona todos los nutrientes, vitaminas y minerales que un bebé necesita para el crecimiento durante los primeros seis meses de vida; el bebé no necesita ingerir ningún otro líquido o alimento. Además, la leche materna lleva los anticuerpos de la madre, que ayudan a combatir las enfermedades.   El acto de la lactancia materna en sí estimula el crecimiento adecuado de la boca y la mandíbula, y la secreción de hormonas para la digestión y para que el bebé se sacie. La lactancia materna crea un vínculo especial entre la madre y el bebé y la interacción entre la madre y el niño durante la lactancia materna tiene repercusiones positivas para la vida en lo que se refiere a la estimulación, la conducta, el habla, la sensación de bienestar y la seguridad, y la forma en que el niño se relaciona con otras personas. La lactancia materna también reduce el riesgo de padecer enfermedades crónicas más adelante en la vida, tales como la obesidad, el colesterol alto, la presión arterial alta, la diabetes, el asma infantil y las leucemias infantiles. Los estudios han demostrado que los bebés alimentados con leche materna obtienen mejores resultados en las pruebas de inteligencia y comportamiento en la edad adulta que los bebés alimentados con fórmula.

La lactancia materna también contribuye a la salud de la madre inmediatamente después del parto, ya que ayuda a reducir el riesgo de hemorragia posparto. A corto plazo, la lactancia materna retrasa el retorno a la fertilidad y a largo plazo reduce la diabetes tipo 2 y el cáncer de mama, de útero y de ovario. Los estudios también han descubierto vínculos entre el cese temprano de la lactancia materna y la depresión posparto en las madres.

Hasta aquí el artículo, pero por favor sigue leyendo mas abajo.

Antes de acabar este post, me gustaría expresaros mi disconformidad con la premisa “lactancia materna a toda costa” y me explico. Prácticamente todas la mujeres pero “no todas”, pueden dar el pecho a su hijo. Es cierto que cuando surgen dificultades, ahí estamos los profesionales para prestar todo nuestro apoyo. Sin embargo no siempre el objetivo de poder amamantar es posible (por diferentes motivos). Por ello, me gustaría que todos los profesionales sigamos apoyando a estas mujeres cuando por decisión propia deciden continuar con la lactancia artificial. En estos momentos nuestro apoyo es si cabe más importante, ya que para muchas de ellas son momentos de gran frustración.

Nada más, si tienes algo que comentar estaré encantada de poder comunicarme contigo.

Por Ana Muniain, Matrona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *